Presente y futuro

                                                        de una empresa confiable...

Historia

Por aquel septiembre del 58, José Próspero Combes, el de esta realidad, no vislumbraba que su sueño crecería tanto, y menos aún que involucraría a tantas familias. La propia y otras que se fueron formando en este camino ofreciendo su esfuerzo cotidiano. A veces le robaban tiempo a sus gustos y a sus afectos y otras disfrutando del fruto de su trabajo empeñoso y entusiasta. Al principio, como muchos comienzos, fue duro; pero la tenacidad y la astucia acompañada de cierta habilidad, ayudaron a sortear las dificultades. 

Allí comenzaron las primeras representaciones y consignaciones. A medida que crecía la confianza comercial, también crecía el negocio. Y fue así como aparecieron fábricas de distintas provincias que buscaban expandirse con sus productos por estos lugares. Muchas de ellas aún hoy siguen estando en los campos del sudoeste de la provincia de Bs. As. gracias a la participación de José Próspero Combes. El conocimiento de las labores del campo, y el uso de las herramientas, lo llevaron a estudiar la posibilidad de crear un arado que mejorara el trabajo de la tierra. Así nació el JPC de discos que se vendió en todo el país y también nació la sociedad con el “Vasco” Urtizberea y su Metalúrgica Pigüé para producir en serie dos mil y pico de arados, diseminados en todo el país y que hasta el día de hoy se siguen usando y solicitando su fabricación. Después vino la rastra de disco JPC también exitosa. 

El poder creativo de “Pepe”, no interrumpió la llegada de otras marcas de tractores, que en su momento fueron exclusivas de la casa. Ni tampoco el ofrecimiento de distintas empresas fabricantes de fierros para el campo, que sabían de la capacidad y del crecimiento de COMBES IMPL. AGRIC: Como él siempre dice… “soy un hombre de campo”… y consecuente con sus convicciones, desarrolló paralelamente a su actividad comercial, el trabajo de su propia tierra.

El haber conseguido una posición sólida, su fe en Dios y su tesón, sirvieron para campear los vaivenes de nuestro bendito país. Pero como este señor no descansa nunca, y “jubilación” no es una palabra que exista en su diccionario, ahora, “a la mayoría de edad”, y siempre pensando en mejorar con su pequeño y humilde aporte las labores del campo, creó una sembradora. La VELOZ 2003, que es la versión mejorada de la VELOZ 2000 una semidirecta con proyección nacional. 

Hoy, fundado por un visionario, COMBES IMPL. AGRIC. cumple 50 años; y son los primeros de una larga trayectoria comercial que acompañada como hasta ahora por los recursos humanos, por sus hijos, teniendo como norte el trabajo y conducidos por su mano, podremos festejar 50 años más.

Ubicación

  • Av. Pueyrredón 461
  • Ruta Nac. 33 kilómetro 133

Horarios

Lun-Vie 08:00 a 12:00 / 15:00 a 19:30
Sábados 08:00 a 12:00

Seguinos en...